Una Reflexión Para Nosotros Que Somos Mexicanos…..

7 11 2008
Bandera de México

Bandera de México

Navegando por internet buscando noticias sobre el terrible accidente ocurrido el martes en el DF, donde perdió la vida el Secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño (q.p.d.), encontré un audio que me hizo pensar y reflexionar un poco sobre lo que podemos hacer por mejorar al país, aquí se los dejo. Lástima que no pude encontrar al autor original, si alguien sabe, por favor, hágamelo saber.

La creencia general fue que Zedillo no servía. El año pasado se decía que Fox no sirvió, y el que está ahora después de Fox tampoco servirá para nada. Por eso estoy empezando a sospechar que el problema no está en lo ratero que fue Salinas de Gortari, en la ineptitud de Zedillo ó en lo hablador de Fox.

El problema está en nosotros, sí nosotros como pueblo, nosotros como materia prima de un país. Porque pertenezco a un país donde la viveza es la moneda que siempre es valorada tanto o más que un dólar; un país en el que hacerse rico de la noche a la mañana, es una virtud mucho más apreciada que formar una familia a largo plazo basada en valores y respeto a los demás.

Pertenezco a un país donde lamentablemente los periódicos jamás se podrán vender como se venden en otros países, es decir, poniéndolo en máquinas en las banquetas donde uno paga por un sólo ejemplar y saca un sólo periódico dejando los demás en donde están.

Pertenezco a un país donde las empresas privadas y secretarías de Estado son papelerías particulares, donde sus empleados deshonestos, que se llevan para su casa como si tal cosa hojas de papel, bolígrafos, carpetas, marcadores y todo lo que les falta sea para la tarea o la escuela de sus hijos.

Pertenezco a un país donde la gente se siente triunfar si consigue volarse la señal de cablevisión del vecino. Un país donde la gente inventa a la hora de llenar sus declaraciones de hacienda para no pagar o pagar menos impuestos.

Pertenezco a un país donde la impunidad es un hábito; donde los directivos de las empresas no generan ningún capital humano; en donde no hay interés por la ecología, en donde las personas tiran la basura en las calles, y luego le reclaman al gobierno por no dar mantenimiento al drenaje. Un país donde no existe la cultura de la lectura, no hay consciencia ni memoria de la política, no hay interés por la economía, porque solamente les interesa Hugo Sánchez y la Selección Mexicana. Un país dónde nuestros diputados y senadores trabajan pocos días al año y cobran todos los demás como si fueran altos ejecutivos.

Pertenezco a un país donde las licencias de conducir, los certificados médicos, la residencia mexicana, incluso hasta la ciudadanía mexicana se puede comprar sin hacer ningún tipo de examen.

Pertenezco a un país donde puede subir una persona de edad muy avanzada, o una mujer con el niño en brazos y la persona que viene sentada en el asiento especial para éstas personas se hace que está durmiendo para no dárselo, y si alguien le reclama se levanta para darle un golpe o decirle una mala palabra. Un país en el cuál el derecho de paso es para el automóvil y no para el peatón. Un país en dónde la gente está llena de faltas, pero que disfruta criticando a sus gobernantes y políticos; mientras más le digo ratero a Salinas, mejor soy yo como persona, a pesar de que apenas ayer compré discos y ropa pirata y además de eso me consiguieron todas las preguntas del examen de matemáticas para mañana. Mientras más le digo falso a Fox mejor soy yo como mexicano o mexicana, a pesar de que apenas ésta mañana me fregué a un cliente a través de un fraude, me fregué a mis empleados sin pagarles el tiempo extra…..

¡Ya Basta! ¡Por favor, YA BASTA!

Como materia prima de un país tenemos muchas cosas buenas, pero nos falta mucho para ser los hombres y mujeres que nuestro país necesita. Porque esos defectos, esa sagacidad congénita, esa deshonestidad, esa falta de calidad humana, más que Salinas o que Fox es lo que realmente nos tiene fregados a México. Lo siento mucho porque aunque Fox hubiera renunciado el próximo que le siga hubiera tenido que trabajar con la misma materia prima defectuosa. No tengo garantía de que alguien lo pueda hacer mejor, porque en lugar de tomar nuestros destinos en nuestras manos, jododamente estamos siempre esperando a que alguien nos señale un camino destinado. Tenemos que erradicar primero los vicios que tenemos como pueblo, y después empezar a cambiar NOSOTROS SOLITOS como mexicanos. Por eso es que nadie servirá, ni sirvió Salinas, ni sirvió Zedillo, ni sirvió Fox ni tampoco va a servir Calderón.

¿O qué, necesitamos traerte un dictador? Para que nos haga cumplir la ley con la fuerza y por medio del terror y del miedo. Aquí hace falta otra cosa, algo más inteligente que cacerolazos o paros, bloqueos y machetes; y mientras esa otra cosa no empiece a surgir de abajo hacia arriba o desde arriba hacia abajo o del centro para los lados o como sea, seguiremos igualmente condenados, igualmente estancados, igualmente fregados. Y no importa para donde te vayas, así te vayas para Europa, para Canadá,  para Estados Unidos, dondequiera que vayas siempre llevaras México dentro de ti. Si no cambias tu forma de pensar, estés donde estés seguiremos igualmente fregados.

¡Porque es muy sabroso ser mexicano y vivir a la mexicana!, pero cuando esa mexicanidad autóctona empieza a hacerle daño a nuestras posibilidades de desarrollo como nación, ahí la cosa cambia, ya que un nuevo presidente con los mismos mexicanos tampoco podrá hacer nada.

Siempre le vamos al débil o al desvalido por lástima porque nos sentimos igual de pequeños. ¡Fiesta nacional por un segundo lugar!, ¡Héroes nacionales a quienes ganan algo! porque nosotros mismos jamás creemos que vamos a ganar nada, tenemos que reflejarnos en los triunfos de otros porque los nuestros son muy escasos.  Admiramos la mediocridad a través de programas de televisión nefastos y francamente tolerantes con el fracaso, telenovelas, ¡Baila por cualquier sueño o tarugada! Es la industria de la disculpa y la estupidez.

No nos damos cuenta que en lugar de buscar nuevos mercados y apoyar al interno estamos esperando inmóviles que China nos arrase y en menos de veinticinco años; China será la potencia mundial, y en México no habrá empleos para nuestros hijos. Pero somos un pueblo de malas copias que no creamos nada original. Fíjense como somos los mexicanos, vendemos petróleo crudo  e importamos gasolina cara, pero ¡Viva la soberanía! Pobres y jodidos, pero muy soberanos.

Después de éste mensaje francamente he pensado en buscar al responsable no para castigarlo, sino para exigirle. ¡Sí, exigirle que mejore su comportamiento y que no haga que la Virgen le habla! He decidido buscar al responsable de que México esté fregado, y estoy seguro que lo voy a encontrar ésta misma tarde cuando me vea en el espejo… Ahí estará, no necesito buscarlo en otro lado. Y le voy a exigir, le voy a suplicar si es necesario que me ayude a hacer un México mejor….

¿Que opinan, me ayudan?….

Anuncios




¡Oh La Suciedad… Digo Sociedad!

19 02 2008

Mundo podridoMientras espero a una amiga en un café en una plaza de aquí de Puebla, que no es una plaza tan afamada y popular como Angelópolis, pero pues si es de algo buscada por lo que he visto entre los niños y pre-adolescentes. Lo que más llama mi vista es el hecho de que cómo son molestos los niños, si lo niños porque seguramente no tienen más de 13 años, y que se sienten lo máximo por el hecho de quedar de verse con sus amigos en un café para platicar de cualquier tipo de banalidades; ah! claro todo esto acompañado de un cigarro, ¿porque por qué no? piensan que esto los hace ver más interesantes, intelectuales, maduros y hasta mayores.

En verdad me da pena el hecho, y no tanto por que fumen, porque pues no soy nadie para juzgar quien fuma o quién no, sino por el hecho de que niños, que no tienen aun un concepto sólido con respecto a que es el bien y el mal, que probablemente aún le den miedo las películas de terror que pasan en canal 5, pues que éstos niños decidan fumar por el simple hecho de encajar, o de verse chic, por presiones de los amigos, o simplemente para mater el tiempo (si supieran que se están matando lentamente ellos y no sólo al tiempo….)

Digo he de confesar que no es la primera vez que esto me llama la atención, puesto que actualmente es de lo más común, pero si es sorprendente que por el hecho de que se ha convertido en algo tan cotidiano las personas ya no le prestan la mayor importancia y dejan pasar el hecho tan solo moviendo la cabeza en desapruebo, y a veces ni eso. Por cierto mientras escribía esto el chavo de 13 años que acaba de terminarse su cigarrillo, tardó más tiempo en terminar de ponerlo en el cenicero que en encender uno nuevo… quizá porque no saben que el cigarro más que un accesorio de moda como el celular o el cinturón es una droga.

Muchos pensarían que escribo esto por envidia o algo así, pero no es así lo hago más como una crítica a la sociedad, pues en verdad cada día me siento más decepcionado de ella de cómo es que cada día orillamos más a los jóvenes a empezar a intentar ingresar en éste mundo banal más prontamente sin darnos cuenta de que al hacerlo estamos colaborando a que la sociedad, o lo que queda de ella, se termine de pudrir.

He de confesar que yo también salgo de vez en cuando a tomar un café o unas cervezas con amigos, y quizá alguna vez haya fumado, pero el hecho en este momento es que si me remonto a cuando yo tenía la edad de éstos chavos la verdad es que mi generación y las cercanas no iba más allá de tan solo reunirnos en casa de alguno para jugar videojuegos, deportes o algo por el estilo…. Sé que los tiempos han cambiado, pero ¿es necesario que cambien para mal y no para bien?

Creo que debemos de frenarnos un momento en éste mundo tan acelerado en el que estamos y reflexionar sobre qué importancia le estamos dando a la juventud, es necesario que logremos redimensionar el hecho de que si dejamos que hoy en día estén descarriados, más adelante nos costará más trabajo el volver a encaminarlos por un buen camino; también debemos mantener siempre en la mente que éstos “jóvenes” son los que en un futuro estarán al frente de las empresas, de los gobiernos e inclusive de las familias, ¿qué es lo que nos espera si no les enseñamos el verdadero valor de las cosas, y la importancia de sus decisiones, la diferencia del bien y del mal?…. Espero que la sociedad reflexione y mejore antes de que sea demasiado tarde.

– Al terminar de escribir éste artículo que no me tomó más de 15 minutos, el chavo de 13 años había empezado su cuarto cigarrillo……-





¡¡¡Feliz Cumpleaños A Mi!!!!

16 01 2008

Pues así es esté post es para felicitarme a mi mismo por mi cumpleaños número 23… Dios! en que momento paso tantoZeldaCake tiempo?

Creo que la edad ideal son los 21 años, pues es la edad en la que eres legal en todo el mundo pero aún no eres demasiado grande…. pero pues la verdad ahora que he cumplido ya 23 años de estar en ésta carrera a la que le llamamos vida no puedo más que agradecerle a la misma vida por todo lo que me ha dado, las experiencias que he vivido, los amigos que tengo, la familia que me brindo, en fin la verdad no está tan mal mi vida jejeje!

Espero cumplir muchos más jejeje y pues seguir posteando por aquí. Posteo la imagen de un pastel que encontré en internet y que me pareció muy interesante, en algún cumpleaños mío espero tener algun pastel así de chido jajajaja.

Aprovecho de una vez para desearles un feliz año a todos los que lleguen a leer este post y que todos sus propositos y metas se cumplan éste año.

Suerte!





Everybody Is Free To Wear Sunscreen!

26 10 2007

Pues el otro día oyendo el radio a altas horas de la madrugada, escuchando la emisora Imagen que pasa canciones algo curiosas/interesantes y buenas a esas horas de la madrugrada me topé con una canción que me empezó a envolver por el contenido de su letra, y pues cómo todo buen estudiante de sistemas no dude ni un segundo en encender mi computadora y “googlear” parte de las frases que oí.

De éste modo es como terminé sabiendo que la canción que estaba oyendo se llamaba “Everybody Is Free To Wear Sunscreen”, la canción fue sacacda al mercado por el director australiano Baz Luhrmann en 1998 en el album “Something For Everybody”.

La canción incluye un track leído de frases cómicas pero que en cierto modo te hacen reflexionar, sobre un track de música melosa/triste. El track de las frases es leído por el actor vocal autraliano Lee Perry y el coro de la canción es interpretado por Quindon Tarver.

La letanía que se lee se sacaron de la columna de Schmich de 1997 que se publicó en el “Chicago Tribune”, y es una columna de consejos muy popular y controversial.

Sin Más Preambulo aquí les dejo la letra de la canción en inglés así como un video que contiene subtitulos en español.

 

Letra:

Ladies and Gentlemen of the class of ’99
Wear Sunscreen.
If I could offer you only one tip for the future, sunscreen would be
it. The long term benefits of sunscreen have been proved by
scientists whereas the rest of my advice has no basis more reliable
than my own meandering experience…
I will dispense this advice, now.

Enjoy the power and beauty of your youth;
oh nevermind; you will not understand the power and beauty of your youth until they’ve faded.
But trust me, in 20 years you’ll look back at photos of yourself, and recall in a way you can’t grasp now how much possibility lay before
you and how fabulous you really looked….
You are not as fat as you imagine.

Don’t worry about the future; or worry, but know that worrying is as
effective as trying to solve an algebra equation by chewing bubblegum.
The real troubles in your life are apt to be things that never crossed your worried mind;
the kind that blindside you at 4pm on some idle Tuesday.

Do one thing everyday that scares you

Sing

Don’t be reckless with other people’s hearts, don’t put up with people who are reckless with yours.

Floss

Don’t waste your time on jealousy;
sometimes you’re ahead, sometimes you’re behind; the race is long,
and in the end, it’s only with yourself.

Remember the compliments you receive, forget the insults;
if you succeed in doing this, tell me how.

Keep your old love letters, throw away your old bank statements.

Stretch

Don’t feel guilty if you don’t know what you want to do with your life…
the most interesting people I know didn’t know at 22 what they wanted to do with their lives,
some of the most interesting 40 year olds I know still don’t.

Get plenty of calcium.

Be kind to your knees, you’ll miss them when they’re gone.

Maybe you’ll marry, maybe you won’t,
maybe you’ll have children, maybe you won’t,
maybe you’ll divorce at 40,
maybe you’ll dance the funky chicken on your 75th wedding anniversary…
what ever you do, don’t congratulate yourself too much
or berate yourself either – your choices are half chance,
so are everybody else’s.
Enjoy your body, use it every way you can,
don’t be afraid of it, or what other people think of it,
it’s the greatest instrument you’ll ever own..

Dance…even if you have nowhere to do it but in your own living room.

Read the directions, even if you don’t follow them.

Do NOT read beauty magazines, they will only make you feel ugly.

Get to know your parents, you never know when they’ll be gone for good.

Be nice to your siblings, their your best link to your past and the people most likely to stick with you in the future.

Understand that friends come and go, but with the precious few you should hold on.
Work hard to bridge the gaps in geography and lifestyle because the older you get,
the more you need the people you knew when you were young.

Live in New York City once, but leave before it makes you hard;
live in Northern California once, but leave before it makes you soft.

Travel.

Accept certain inalienable truths, prices will rise, politicians will philander,
you too will get old and when you do you’ll fantasize that when you were young
prices were reasonable, politicians were noble and children respected their elders.

Respect your elders.

Don’t expect anyone else to support you.
Maybe you have a trust fund, maybe you’ll have a wealthy spouse;
but you never know when either one might run out.

Don’t mess too much with your hair, or by the time you’re 40, it will look 85.

Be careful whose advice you buy, but, be patient with those who supply it.
Advice is a form of nostalgia, dispensing it is a way of fishing the past from the disposal,
wiping it off, painting over the ugly parts and recycling it for more than it’s worth.

But trust me on the sunscreen…